El Índice Mensual de Actividad de la Construcción (IMACON) registró un aumento de 1,0% en doce meses en septiembre pasado, acumulando con ello un alza de 3% anual en lo que va del año.

El Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon), elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), registró un aumento de 1% en doce meses en septiembre pasado, acumulando con ello un alza de 3% anual en lo que va del año.

El presidente del gremio, Patricio Donoso, señaló que “aun cuando se trata de un alza moderada del índice de la construcción, es el undécimo mes consecutivo con cifras positivas que, junto a las expectativas de los empresarios del rubro, que se han tornado más optimistas respecto de lo observado en los últimos años, siguen siendo un impulso para continuar trabajando por imprimirle cada vez más dinamismo a nuestra industria”.

Subcomponentes

El empleo sectorial registró en septiembre un alza de 2,6% anual, lo que se desagrega en una expansión de 1% en doce meses del empleo asalariado, lo que se reflejó en la creación de 5.000 plazas de trabajo en un año, Los trabajadores por cuenta propia también se expandieron en igual periodo (8,9% anual), lo que significó la creación de 16.000 trabajos independientes en el sector.

El índice de ventas de proveedores retrocedió por octavo mes consecutivo, ubicándose en -5,7% en doce meses. Por su parte, el índice de despacho de materiales, que aproxima la demanda de materiales de obra gruesa, aumentó en julio 4,2% anual, uno de los niveles más altos registrado este año.

La actividad de contratistas generales se incrementó 9,8% anual en septiembre, el mayor avance evidenciado en dos años y superior al registro del primer semestre (-4,9% en promedio), resultado que se explica, entre otros factores, por los mayores niveles observados en materia de movimiento de tierras y actividad de obras civiles y montaje.

La aprobación de permisos de edificación disminuyó en términos anuales (medidos en m2 y expresados en promedio móvil de tres meses desestacionalizados), ubicándose por debajo del registro observado el año anterior y cercano a los niveles de 2016. No obstante, en el acumulado anual el resultado es mayor a lo evidenciado en 2017. Así, según cifras preliminares, la superficie aprobada para edificación se contrajo 8,8% en doce meses. En esta ocasión, tanto los permisos con destino habitacional como no habitacional evidenciaron un retroceso anual.

Fuente: Diario Financiero