Una consultora concluyó que el actuar de la empresa Colbún fue “gravemente negligente” en el derrumbe del túnel Patagüilla, en el Canal Las Mercedes, debido a que la compañía no habría realizado los trabajos necesarios para evitar la caída de material.

Sin embargo, Colbún apeló a esta acusación e hizo un llamado a la Asociación Canal Las Mercedes a “hacer un análisis serio de la causa del derrumbe del túnel”, según un comunicado.

Agricultores de la zona afectada y el abogado que los representa coincidieron en que la empresa no ha asumido su responsabilidad, por el contrario, que estaría retrasando un posible acuerdo de reparación.

El informe, que fue encargado por la Asociación del Canal de Las Mercedes a la consultora LVA, detalla que la eléctrica, durante los años que ha estado a cargo de la mantención, conservación y reparación de la estructura, ha mantenido el Túnel Patagüilla de manera “inapropiada” y que no ha ejecutado las actividades necesarias para evitar desprendimientos y garantizar su correcto funcionamiento.

El 27 de noviembre se produjo el derrumbe del túnel que afectó a más de 1.100 agricultores, quienes en algunos casos perdieron más del 80% de sus cultivos.

Sobre esto, Lucio Velasco, CEO de LVA Consultores y geólogo de la Universidad de Chile a cargo de la investigación, aseguró que el desprendimiento dentro del canal se produjo por un mal manejo de Colbún, desde que tiene a cargo su mantención.

El abogado de la Asociación del Canal de Las Mercedes, José Joaquín Ugarte, acusó que la empresa ha retrasado las mesas de trabajo y que es su obligación hacerse cargo de las pérdidas que causó.

Álvaro Valladares, vocero de los agricultores de Ibacache Alto, fue más crítico y afirmó que la eléctrica ha dicho explícitamente que no se responsabilizará por los daños, e incluso que no contribuye en las conversaciones que han sostenido.

En el escrito se asegura que Colbún ha tenido una actitud “reactiva” y errada, dirigida únicamente a solucionar algunos de los problemas y que la falta de una agenda activa de reparaciones tiene el túnel con una “mezcolanza de soluciones distintas e incoherentes de refuerzo y sustentación”, sin resolver integralmente los problemas de mantención y conservación de la estructura.

Colbún llamó a la Asociación Canal Las Mercedes a realizar un análisis serio de las causas del accidente (…) notando lo contradictorio que resultan las aseveraciones de una supuesta negligencia basadas en el informe de LAV Consultores, cuando hace un mes presentaron en tribunales otro informe que decía que el túnel estaba en buen estado”, recalcó la empresa.

Asimismo, el gerente legal de Colbún, Rodrigo Pérez, cuestionó que el “informe, del cual solo conocemos extractos por la prensa y se hizo sin visitar el túnel, arroje hoy conclusiones que apoyan la tesis de Asociación”.

El abogado recordó que el artículo 241 del Código de Aguas establece que es deber del directorio de la Asociación “la construcción y reparación de los dispositivos y acueductos” que le pertenecen. Además, afirmó que el contrato faculta a la Asociación a mandatar a Colbún a hacer obras adicionales si lo estimara necesario, e incluso hacerlas por sí misma y con cargo a la Compañía. “¿Por qué nunca usaron esa facultad?”, se pregunta el abogado.

Colbún reiteró que a cumplido todas sus obligaciones contractuales, y acusa que el accidente se debió a un evento geológico, “Esto terminó provocando un derrumbe de cerca de 2,000 toneladas que no tiene relación alguna con la mantención”, finalizó.