La Municipalidad de Chillán, a través de la Dirección de Obras, autorizó el permiso de construcción del proyecto Casino Marina del Sol Chillán.

El director de Obras, Flavio Barrientos, informó que “el proyecto cumplió con toda la normativa solicitada, de acuerdo a la ley y las ordenanzas de urbanismo y construcciones. Además, y cumple con el Plan Regulador Comunal (PRC) vigente en Chillán”.

El permiso otorgado es para la construcción de un hotel, un centro de convenciones y un salón de juego o casino, con una superficie total de 23.092,88 metros cuadrados solicitados.

En el documento municipal se establece que el monto total de los derechos de construcción se eleva a los $60.671.368, cantidad que los solicitantes pagaron en su totalidad al municipio.

Cumplidos estos trámites, la Inmobiliaria Marina del Sol ya puede iniciar los trabajos correspondientes de construcción, no obstante, están aún gestionando la autorización ambiental ante el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

Hasta hoy el último trámite en ese proceso fue la entrega por parte del SEIA a Marina del Sol del “Informe consolidado de solicitud de aclaraciones, rectificaciones y/o ampliaciones a la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto”, el pasado 20 de julio.

Tras ese informe, la empresa debe contestar las observaciones planteadas por diversos organismos públicos que analizaron la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), de cara a iniciar los trabajos y abrir sus puertas en septiembre de 2018.

Si bien Marina del Sol tiene que contestar una serie de requerimientos de entidades públicas, el proyecto en la tramitación ambiental logró el visto bueno de la mayoría de los organismos estatales. De hecho no realizaron reparos la Municipalidad de Chillán, Sernatur, Vivienda, Agricultura, la DGA, mientras que no participaron la Conadi y Conaf.

Marina del Sol deberá responder las observaciones presentadas en el informe a través de un documento denominado Adenda a la Declaración de Impacto Ambiental, la que deberá entregarse hasta el 20 de octubre de 2017.

Entre las observaciones que deben ser aclaradas surge la necesidad que el titular especifique la profundidad de las fundaciones y precisar en el documento la fecha de inicio de las obras, las que según el plan empresarial comenzarían “durante 2017”, por lo que se pide mayor precisión.

Además se le pide clarificar el origen del volumen total de áridos a usar (equivalente a 7.831 m³), para lo cual “deberá exigir a la empresa proveedora el permiso otorgado por la municipalidad respectiva y el informe favorable de la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas”, concluye http://www.ladiscusion.cl/