El Banco Central conformó un grupo de trabajo para analizar su política en materia de medios de pago digitales, incluyendo la posibilidad de incorporar la emisión de una criptomoneda.

Entre las razones del organismo para abordar esta materia, están que ya hay empresas ofreciendo esta clase de servicios en forma desregulada, lo que además de generar riesgos “puede inhibir el desarrollo de una industria que tiene potencial para mejorar las condiciones hacia los usuarios”.

La Cámara de Diputadas y Diputados aprobó la idea de legislar el proyecto de Ley Fintech, que entrega al Banco Central facultades para regular activos digitales equivalentes a dinero electrónico, conocidos como “stablecoins”.

El presidente del instituto emisor, Mario Marcel, detalló los principales objetivos respecto de los cuales debe pronunciarse este grupo de trabajo, entre ellos, acelerar definiciones en la materia a nivel local e internacional.

El Banco Central debe definir si ingresa como un regulador o un emisor a esta industria; y si un eventual “peso digital” aplicaría para todo tipo de transacciones, o exclusivamente en el sector financiero, entre otros puntos.

Samuel Cañas, gerente legal de Buda.com -una de las principales plataformas de transacción con criptomonedas en Sudamérica- enumeró algunas oportunidades que tendría el abrir esta industria, como agregar competencia al mercado y transparentar los beneficios a nivel fiscal.

Según el cronograma, el grupo de trabajo convocado por el Banco Central deberá entregar un primer documento con conclusiones, durante el primer trimestre de 2022.