China Railways Construction Corporation presentó la mejor oferta, a la que también había concurrido Sacyr.
Esta es la primera concesión que obtiene la firma en el país.

En el marco de apertura de ofertas económicas de la ruta Talca-Chillán, la actual concesionaria de ese tramo de la ruta 5, la colombiana ISA-Intervial, estaría perdiendo la oportunidad de continuar a cargo.

Esto, porque una de las ofertantes que entró a disputarle el proyecto, la China Railways Construction Corporation, hizo una oferta más atractiva para el Estado. La española Sacyr también había hecho llegar una propuesta.

Con esto se acentúa la presencia de empresas del gigante asiático en el país, luego de que la semana pasada se conociera que la CGE pasaría a manos de State Grid, abriendo el debate sobre la presencia de sociedades estatales chinas en sectores estratégicos en el país

El consorcio asiático ofreció ingresos totales por la concesión (ITC) por 29.898.670 UF (unos US$ 1.130 millones al tipo de cambio de hoy). Esta sería la primera licitación para construir y administrar activos que se adjudica una firma de este país, justo en una semana que ha estado marcada por la compra que otra compañía de su país está haciendo de CGE.

La iniciativa consiste en el mejoramiento de la Ruta 5 entre las ciudades de Talca y Chillán que comienza aproximadamente entre el km 219 (sector norte de Río Claro) y el km 412 (sector sur de Chillán Viejo), con una extensión actual aproximada de 193 km y una longitud proyectada aproximada de 195 km para un trazado que comprende las Regiones de Maule y Ñuble.

La obra incluye el desarrollo de estructuras como puentes, viaducto, pasos de ferrocarriles, enlaces, retornos, atraviesos y pasarelas. Además considera la incorporación de un bypass con una extensión aproximada de 54 km para una velocidad de diseño de 120 km/h (bidireccional con dos pistas por sentido). La inversión se estima en unos US$ 800 millones.

El ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, comentó que el tramo debería estar listo dentro de unos 5 o 6 años, y que el nuevo modelo de negocios de las concesiones de autopistas «ha sido ha sido muy acertado y eso demuestra que hayamos tenido tres ofertas de empresas relevantes».

Llegada de empresas chinas al país

Al ser consultado sobre las dudas que han surgido en torno al arribo de empresas de capitales chinos a Chile, Moreno respondió que «creemos que las empresas tanto chilenas como internacionales de cualquier país son muy bienvenidas».

«El negocio de las concesiones ha sido una buena cosa para los concesionarios y al mismo tiempo ha sido una cosa muy positiva para el país. Nos alegramos que hayan cada vez más empresas que quieran participar», apuntó.

Por su parte, la representante de China Railways Construction Corporation, Delia Zhao, comentó que «estamos muy contentos de participar en el tramo Talca-Chillán. Hemos realizado un análisis profundo de ese proyecto y tenemos un grupo de asesores, estamos seguros que con nuestros proveedores y subcontratistas podemos lograr una buena ejecución de la obra».

Sobre si van a postular a más concesiones, respondió que «seguro que sí, nuestra empresa tiene interés de invertir en Chile activamente. Le prestamos atención a los proyectos y participamos de forma selectiva.

Fuente: Diario Financiero