Comprendiendo los desafíos ambientales que enfrenta la industria del cemento en la actualidad, existen productos que ofrecen diseños sólidos, pero de fácil mantenimiento, para ayudar a la industria a satisfacer o superar las normativas de emisiones actuales y futuras.

Un colector de polvo es una máquina utilizada para poder descargar el aire al ambiente después de un proceso industrial o comercial y que no dañe los ecosistemas. Esto mediante la retención del polvo y otros contaminantes, dejando pasar el aire para ser liberado al ambiente. Este tipo de actividades se utiliza principalmente en empresas con operaciones químicas, mineras, cementeras, alimenticias, pesqueras, manufactureras o en laboratorios.

Filter (https://filter.cl/), empresa que trabaja con filtración de aire industrial o HEPA, cuenta con la tecnología de PowerCore, un aspecto fundamental de la reducción del colector Torit PowerCore. Los paquetes de filtros combinan la tecnología de nanofibra Ultra-Web, creando una nueva estructura de filtración única en el mercado. Como resultado, un área de filtración más eficaz está incorporada a espacios más reducidos.

El hecho de tener un colector de polvo en tu empresa entrega una gran cantidad de beneficios para ti y el medio ambiente, como los siguientes:

– Renueva el aire al interior de la planta, gracias a su diseño y sistema de filtrado, puede eliminar partículas dañinas y filtrar el aire regresando hasta 99% limpio.

– Evita molestias de los vecinos al no contaminar el aire que respiran.

– Disminuye el impacto de contaminantes al medio ambiente, al controlar los polvos, humos y neblinas que pudieran escapar libremente. Ayudando a la salud de los trabajadores.

– El sistema de colección captura los polvos y partículas pesadas y con los filtros adecuados se puede limpiar el aire sin necesidad de equipos adicionales.

– El riesgo de incendio disminuye, ya que la acumulación de polvo explosivos hace posible crear focos de incendio.

– Conserva el material de trabajo, ya que este no se contamina y le da más tiempo de vida a otras maquinarias.

– Reduce costos de mantenimiento de la planta, al controlar el polvo que representen un peligro para la infraestructura de la empresa, se pueden reducir los costos de mantenimiento, materiales y horas de trabajo.

– Áreas de trabajo más limpias y confortables, eliminar el exceso de polvos y a su vez el calor en el ambiente de trabajo crea un área de confort para el personal.