Nada parece detener al precio del cobre. Y en medio del debate de si está o no en medio de un superciclo, el metal rojo experimenta otro fuerte avance y está cada vez más cerca de los US$ 4 por libra.

A la espera del cierre del mercado spot de Londres, cuyo precio reporta Cochilco más tarde, los futuros del cobre registran un vigoroso aumento de 2,3% en este minuto y la libra ya se empina sobre los US$ 3,91. Con todo, a eso de las 06:04 am, el precio trepó a un máximo de US$ 3,928.

Se trata del valor más alto en casi una década.

El alza del precio coincide con el buen desempeño que muestran otras materias primas como el petróleo, el cual cual está en máximos en más de un año. De acuerdo a Reuters, tanto el WTI como el Brent han subido 300% desde abril pasado.

El alza del cobre y otros commodities era favorecido por el retroceso del dólar. El famoso índice dollar index, que mide a la divisa estadounidense frente a una canasta de seis monedas líquidas, muestra un retroceso de 0,24% en este minuto.

Una baja del dólar incentiva la compra de materias primas.

El avance del cobre también coincidía con el mayor optimismo de los inversionistas debido al proceso de vacunación en el mundo y también en Chile, una de las economías que mejor lo ha hecho a esta hora.

A esto se suma la menor cantidad de contagios. De acuerdo a la Universidad Johns Hopkins, la cantidad de contagios mundiales por covid cayeron al menor ritmo desde octubre pasado.

En ese contexto, la mayoría de las apuestas es que seguirá subiendo. De acuerdo a Cochilco, la tonelada de cobre tiene un precio en tono a los US$ 8.500, pero Citi estima que llegará US$ 10.000. JPMorgan, por su parte, ya está hablando de que las materias primas parecen haber comenzado un nuevo superciclo.

Es que no solamente sube el cobre, también los hacen los precios agrícolas y el petróleo, que ya está en máximos de 13 meses, superando la crisis del coronavirus.

Hablar de un nuevo superciclo en el cobre es temprano para Daniel Briesemann, analista de Commerzbank, quien ofrece varios argumentos para fundamentar la posibilidad de que el metal rojo sufra una corrección este mismo año.

De hecho, plantea que el efectivo avance de la vacuna si bien permitiría a las economías avanzar en su recuperación, lo que sería favorable para el cobre, también implicaría una normalización de la oferta, lo que no sería una muy buena noticia en términos de su precio.

“Creo que el cobre y el resto de los metales se mantendrán en sus altos niveles actuales o continuarán subiendo la primera mitad del año, gracias a la recuperación de China. Sin embargo, en la segunda parte del año la fotografía va a cambiar, con el retorno de los fundamentos a como estaban antes”, dijo el experto a Pulso.

¿Estamos en frente a un superciclo? Ole Hansen, de Saxo Bank, afirma que “hay muchos indicadores que apuntan en esta dirección”.

En conversación con Pulso, el experto dijo que hubo algunos reportes sobre cortes en el suministro por la pandemia, pero más allá de eso el suministro en los últimos años “no ha estado aumentando tan fuertemente como sí lo ha hecho el avance de la transformación verde. Eso genera la tormenta casi perfecta en el mercado del cobre, que podría llevar sus precios aún más alto”.

“Por otra parte, la inflación venidera de la que se ha estado hablando también está atrayendo a firmas financieras de inversión a los commodities. Los más beneficiados con eso son el cobre, platino y el crudo”, agregó.