A enero de 2024, el país deberá haber cerrado ocho de las más antiguas centrales termoeléctricas a carbón que existen en Iquique, Tocopilla, Puchuncaví y Coronel. Se trata de la primera etapa del ambicioso plan público privado que busca sacar el carbón de la matriz eléctrica nacional para dar paso a la generación de electricidad en base energías renovables no convencionales a partir de fuentes fotovoltaicas y eólicas, por ejemplo.

El crecimiento de los parques eólicos y solares avanza con una velocidad varias veces mayor al sistema de transmisión, por lo que se hace urgente el inicio y ejecución de obras y refuerzos a la transmisión que garanticen el ingreso de esta energía verde, la misma que va a remplazar a los generadores a carbón.

ISA InterChile es una de las empresas de energía más importantes del país. Entre sus proyectos destaca la Línea de Transmisión Cardones – Polpaico 2×500 kV, que no solo materializó la interconexión a completa capacidad del Sistema Eléctrico Nacional, sino que habilitó el Plan de Descarbonización de nuestra matriz, detalle que se presenta en las siguientes infografías para un mayor entendimiento.