Este martes 29 de marzo quedará, sin duda, marcado en la memoria de 10 familias del ex Campamento Los Eucaliptus de Chillán. Y es que pasadas las nueve de la mañana, se inició el cierre del que fuera su hogar por más de 40 años, comenzando así el traslado de sus pertenencias a sus viviendas definitivas ubicadas en el Conjunto habitacional Parque Cordillera.

Se trató de un intenso trabajo público privado gestionado en el marco de la Mesa de Asentamientos Precarios de la Región de Ñuble, integrada por la Cámara Chilena de la Construcción Chillán, el Minvu y Serviu Ñuble, la Fundación Techo Chile y la Municipalidad de Chillán.

Las familias del ex campamento Eucaliptus, en una reunión realizada en septiembre de 2019 y organizada por esta instancia de trabajo, tuvieron la posibilidad de elegir entre las ofertas de viviendas de tres empresas constructoras socias de la CChC Chillán, optando por el proyecto de la Constructora García. Posteriormente, recibieron sus subsidios, los cuales fueron aplicados para las viviendas elegidas.

Inicialmente, fueron 18 las familias beneficiadas, la mesa avanzó en algunas soluciones, quedando 11 a la espera de una casa propia (queda por resolver el traslado de una familia por problemas de movilidad de una de sus integrantes). Es por esto, que las 10 familias que recibieron este martes las llaves de su vivienda definitiva, manifestaron sentirse felices de que un largo camino estaba concluyendo y se iniciaba una nueva etapa.

En la ceremonia, acompañaron a los vecinos el vicepresidente gremial de la CChC Chillan Rodrigo Escobar, el presidente del Comité de Vivienda e Inmobiliario Ricardo Salman y el socio e integrante de dicho comité Franz Iraira, dando cuenta del liderazgo del gremio de la construcción en coordinar y agilizar los distintos procesos administrativos en busca de esta meta.

Además, estuvo presente el Delegado presidencial Claudio Ferrada, el Gobernador Óscar Crisóstomo, la Directora Social de Techo Chile Isidora Lazcano, representantes de la Municipalidad de Chillán, el senador Gustavo Sanhueza y los diputados Felipe Caamaño, Marta Bravo, Cristóbal Martínez, Sara Concha.

La presidenta del Campamento Los Eucaliptus, María Elisa Quiroz, emocionada recordó el sacrificio realizado para conseguir el sueño de la casa propia. “Vamos a vivir en algo propio, algo lindo que esperamos por muchos años, estoy agradecida de todos quienes nos ayudaron, la Fundación Techo, la Cámara Chilena de la Construcción, ya que si no hubiera sido por todas estas bellas personas no podríamos haber logrado este sueño”, comentó.

Los directivos del gremio de la construcción aseguraron que participar en un proceso como éste significa una enorme satisfacción y a la vez un camino a seguir en el desafío del déficit habitacional. “Nosotros como gremio estamos contentos por contribuir en la felicidad de las familias y así mejorar la vida de las personas, por tanto, queremos seguir soñando, aportando y conseguir que entre todos podamos resolver más rápido los sueños de nuestros vecinos” señaló el vicepresidente gremial de la CChC Chillán, Rodrigo Escobar.

“Necesitamos más proyectos de este tipo, el llamado es a continuar trabajando con las autoridades en iniciativas de estas características. Agradecemos las palabras sinceras de la dirigente hacia nuestro gremio, ya que significa que en estos tres años hemos podido resolver con éxito los destinos de varios campamentos”, explicó el presidente del Comité de Vivienda e Inmobiliario de la CChC Chillán Ricardo Salman.

Por su parte, la Directora Social de Techo Chile Isidora Lazcano, coincidió en la importancia de trabajar de manera colaborativa para conseguir los objetivos propuestos. “La vida de estas familias es el fiel reflejo de lo importante que es el trabajo colaborativo, ya que después de 40 años viviendo en condiciones precarias, pudieron conseguir sus sueños, luego que organizaciones públicas y privadas se juntaran a trabajar en conjunto” destacó Lazcano.