El alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón, insistió en que el proyecto MAPA debe contratar más obra de mano local y dijo que la comuna se encuentra en estado de alerta por un supuesto incumplimiento de la Resolución de Calificación Ambiental.

La empresa, por su parte, asegura que el 30% de quienes están en el proyecto pertenecen a la comuna.

El jefe comunal dice representar el sentir del Concejo Municipal y de toda la comunidad, descontenta y molesta porque -al menos- en su primera etapa la modernización y ampliación de la celulosa de Horcones no ha cumplido las expectativas de absorción de mano de obra local, tanto calificada como no calificada.

En ese sentido, Mauricio Alarcón señala existen más de 8 documentos formales en que el municipio, desde 2012, ha planteado la necesidad imperiosa que la empresa contrate a trabajadores de esa ciudad que tiene importantes niveles de desempleo y que soporta la carga ambiental de la actividad productiva.

Además, afirmó que a la fecha esto no ha ocurrido de manera significativa y que tampoco se está cumpliendo oportunamente la obligación de capacitar en oficios asociados a la construcción del proyecto, cuyo inicio de obras partió hace algunos meses.

El alcalde plantea que unos 80 profesionales han sido contratados para la ejecución del proyecto, sin tomar contacto con la OMIL de la Municipalidad, y sin considerar de forma preferente a los habitantes de Arauco.

Debido a lo anterior, advirtió que de no tener una respuesta favorable se iniciarán acciones a objeto de denunciar a Arauco ante instancias nacionales e internacionales, no descartando el inicio de acciones administrativas o judiciales.

Mauricio Leiva, subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, explicó que las 15 empresas que hoy están en el proyecto, cuentan con una dotación total de cerca de 1.000 personas, de las cuales más del 80% son de la región del Bío Bío y sobre el 30% corresponde a las comunas vecinas al proyecto, esto es, Arauco, Curanilahue, Los Álamos y Lota.

El proyecto de más de 2.000 millones de dólares tiene actualmente un 8% de avance, y a mediados de julio se espera que comience la instalación de faenas de las empresas Sigdo Koppers, Echeverría Izquierdo, Besalco y Vial y Vives-DSD, que estarán a cargo de los cuatro contratos principales de construcción correspondientes a las obras civiles y electromecánicas de MAPA.

Según la firma, se espera que una vez que se instalen, estas cuatro grandes empresas seleccionadas contraten entre 4.000 y 5.000 trabajadores en promedio, distribuidos en las distintas fases del proyecto.