La Comisión de Evaluación Ambiental del Biobío visó ayer el permiso ambiental del proyecto denominado Ciudad del Parque. La iniciativa, liderada por las empresas Aitue y Ebco, considera la construcción de siete torres de hasta 21 pisos en los exterrenos del Colegio Alemán de Concepción, paño que compraron a Cencosud.

La obra contempla una inversión de US$ 86,5 millones (más US$ 15 millones que costó el paño) y consta de tres edificios habitacionales de 21 pisos, otros dos de 15 pisos en la parte central del terreno, además de dos edificios de oficinas de 12 y 5 pisos.

El proyecto sumó poco más de 12 meses en tramitación ambiental luego de presentarse una Declaración. El 5 de agosto obtuvo el Informe Consolidado de Evaluación Ambiental (ICE), donde los servicios públicos competentes recomendaron aprobarlo. Y ayer recibió el visto bueno de la comisión de evaluación.

“Es muy relevante cuidar la institucionalidad ambiental y respetar el trabajo que realizan el SEA y los servicios públicos competentes, pues de ello depende la protección de la salud de las personas y el medioambiente, pero también el marco que permite invertir y desarrollar las ciudades y el país”, dijo Rodrigo López Astaburuaga, gerente general de Aitue.

Luego agregó que “quiero reiterar que estamos disponibles para seguir conversando, escuchando y resolviendo las dudas de las comunidades y apoderados. No retiraremos nuestra propuesta ni nos restaremos de las instancias de conversación y diálogo y por ello, hemos ofrecido una Mesa de Trabajo Permanente durante la etapa de obras para monitorear el cumplimiento de las medidas de control ambiental y para corregir o sumar aquellas que sean necesarias”, añadió el ejecutivo.

La iniciativa inmobiliaria que llevan adelante las empresas Aitue y Ebco, en un terreno de poco más de 11 mil metros cuadrados en el centro de Concepción, ha enfrentado la oposición de un grupo de vecinos. Durante la tramitación ambiental de la obra, diversas organizaciones presentaron recursos ante el Servicio de Evaluación Ambiental del Biobío, con el objetivo de revertir la negativa de la entidad pública de abrir un proceso de Participación Ciudadana.

Las peticiones fueron rechazadas, con el argumento de que el proyecto no genera carga ambiental.

Ante el rechazo, la agrupación de apoderados del Colegio Charles de Gaulle, el Centro de Padres del Instituto Humanidades y la Junta de Vecinos Parque Ecuador Sur, ingresaron recursos de reposición al Servicio de Evaluación, los que también fueron descartados por la autoridad.

Fuente: Diario Financiero