• Para alcanzar la meta de carbono neutralidad al 2050, Carolina Schmidt sostuvo que la mejor política en términos de energías limpias es no utilizar la energía, destacando el aporte que realiza Passivhaus para hacer las viviendas más eficientes
  • El lanzamiento Instituto Passivhaus Chile marca un hito en el desarrollo de este estándar de certificación en nuestro país y en Latinoamérica, el cual se ha adoptado exitosamente en Europa para lograr la meta de Edificaciones de Casi Nulo Consumo Energético y bajas emisiones.
  • Con la presencia de los principales actores de la industria inmobiliaria y organizaciones asociadas al desarrollo sustentable en nuestro país, se realizó el seminario “Estrategia Passivhaus contra la Pobreza energética”, que marcó el lanzamiento del Instituto Passivhaus Chile, primera filial latinoamericana del Passive House Association (iPHA) y representante de este estándar de construcción eficiente de origen alemán con más de 30 años de existencia en el mundo.

El evento contó con la presentación de la Ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt, quien en la oportunidad destacó la alianza público-privada con esta fundación sin fines de lucro para impulsar sistemas de construcción que permitan garantizar el uso eficiente de la energía, sobre todo considerando la contaminación atmosférica que se produce en las viviendas por el uso de leña como calefacción.

“Es clave avanzar en medidas que nos permitan cambiar nuestro sistema (de construcción) y crear los incentivos para que los sistemas de calefacción de los hogares sean más eficientes y que no requieran calefacción. Por eso, esta alianza público-privada es la mayor fuente de cambios y mayor forma de incentivar los cambios que necesitamos. Tener un sistema de certificación, de incentivos para utilizar sistemas de construcción que permitan garantizar el uso eficiente de los recursos y ojalá no usar sistemas de climatización, es clave para poder tener un sistema de uso más eficiente de la energía y de menor contaminación”, explicó la ministra de Medioambiente, destacando la importancia en poner foco en el área de las viviendas para lograr la meta de carbo neutralidad a 2050 y el aporte que pueden realizar los actores de esta industria para lograr las transformaciones que el país necesita en orden a bajar sus emisiones de gases invernadero (GEI), que alcanzan un 0,25% a nivel global.

“Lo que buscamos es a través de la adopción del estándar Passivhaus en Chile es favorecer el desarrollo sustentable y mejorar la calidad de vida de los chilenos”, explicó Osvaldo Carvajal, presidente del Instituto, destacando que la realidad del calentamiento global exige, impulsa y obliga a profundos cambios sociales en el mundo.