El objetivo es que esta iniciativa pueda ser replicada en otras regiones, aportando de esta forma en la tarea de construir 260 mil viviendas, establecido por el Plan de Emergencia Habitacional.

El ministro de Vivienda y Urbanismo, Carlos Montes, junto al ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, y al gobernador regional del Biobío, Rodrigo Díaz, encabezaron esta mañana el lanzamiento del “Programa Regional de Industrialización de Vivienda en Madera”, que tendrá como objetivo la instalación de una nueva industria de alto estándar que permita aumentar considerablemente la fabricación de viviendas en el país y apuntalar de esta forma el Plan de Emergencia Habitacional, que considera la entrega de 260 mil nuevas viviendas durante este periodo de Gobierno.

Tras el acto, realizado en la sede del Gobierno Regional del Biobío, el ministro Montes indicó que “aquí estamos hablando, en primer lugar, de que a nivel nacional hay un Plan de Emergencia Habitacional que ha definido el Presidente Gabriel Boric desde su campaña, porque hoy hay una emergencia habitacional en Chile y en el caso de la Región del Biobío son miles de familias que están sin vivienda. Necesitamos hacer un esfuerzo especial por eso y, entre otras cosas, aquí en la región se ha definido una iniciativa ligada a la construcción en madera y a coordinar a todas las instituciones que tienen que ver con esta industria, de tal forma de hacerlo mejor y hacerlo bien, preocupándose del desarrollo sustentable, pero especialmente creando un centro regional que influya en el país”.

Asimismo, el titular de Vivienda expresó que “una de las ideas es desarrollar capacidad de producción. Además, hay un tema de abastecimiento de insumos, hay uno de financiamiento y distintas líneas que tiene que trabajar el directorio que se ha creado, que es muy valioso, porque es representativo de diversos sectores. Aquí hay un gran esfuerzo público-privado, de tal manera de que se sienta en Chile y se sienta en la región que la madera está jugando un rol mucho más significativo” y agregó que “para la emergencia habitacional necesitamos que la producción de viviendas sea cuanto antes. Estamos contra el tiempo porque hay muchos chilenos y chilenas que están viviendo mal. Con el gobernador quedaríamos muy contentos de que aquí a fin de año tengamos mil viviendas por lo menos a través de esta vía, que es muy exigente, pero esperamos que así sea porque Chile necesita solución para los problemas habitacionales”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, indicó que “uno de los lineamientos que el Presidente Boric ha pedido es que no sea solo la industria forestal clásica que ha ido avanzando con los años en plantas celulosas con mayor uso de biomasa, trazabilidad, también la industria de los aglomerados, sino que seamos capaces de hacer industria de la madera, construcción de casas y también de muebles. Que Chile se atreva a un nuevo modelo de desarrollo industrial con trazabilidad y buen diseño y, por tanto, el Gran Concepción en particular y la Región del Biobío reúnen todas las características para liderar el proceso y ser la capital chilena de las viviendas de calidad en madera”.

A su vez, el gobernador regional Rodrigo Díaz afirmó que “de las 30 mil viviendas que faltan en la Región del Biobío, aproximadamente 18 mil son las que están cubiertas por el Plan de Emergencia Habitacional y nosotros creemos que de esas 18 mil, en este periodo, cinco mil de ellas fueran construidas en madera, de tal manera de haber dejado instalada una nueva industria en la región, que con esfuerzos públicos y privados nos permitan dar trabajo, solucionar los problemas de las familias que no tienen vivienda y de esta manera, demostrar en los hechos que la descentralización permite mejorar más rápido y con más pertinencia la vida de las personas que viven en el Biobío”.

Según informaron las autoridades, el primer acuerdo al que se llegó para impulsar el programa es constituirse como directorio entre todas las instituciones participantes, que incluyen al Minvu, Minagri, Gobierno Regional, Corfo, Serviu Biobío, la Cámara Chilena de la Construcción, Corma, Pymemad, Infor, además de organizaciones de trabajadores como la CUT y universidades de la región. El primer paso del directorio será aprobar seis diseños de viviendas industrializables en madera para que sean validados por los respectivos Serviu a nivel nacional y que queden disponibles para ser implementados en proyectos de viviendas de los programas del Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS49) y de Habitabilidad Rural (DS10) del Minvu.

Asimismo, se trabajará en el desarrollo de especificaciones y estudios para la implementación de plantas industriales y la instalación de al menos una de estas plantas para la construcción de viviendas industrializadas en madera en la Región del Biobío a más tardar el primer trimestre de 2024. El objetivo es que el programa inicie y desarrolle su modelo en esta región y que pueda extenderse y replicarse en otras regiones del país.