La OPEP recortó el jueves su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo debido a la escalada de las disputas comerciales y señaló el riesgo de una nueva reducción, creando nuevos argumentos para un límite prolongado a los suministros durante el resto de 2019.

La demanda mundial de petróleo aumentará en 1,14 millones de barriles por día (bpd) este año, 70.000 bpd menos de lo que se esperaba anteriormente, dijo la Organización de Países Exportadores de Petróleo en un informe mensual.

“A lo largo de la primera mitad de este año, las tensiones comerciales en curso se han incrementado”, dijo la OPEP en el informe. “Siguen existiendo importantes riesgos a la baja por la escalada de las disputas comerciales que se extienden al crecimiento de la demanda global”.

La OPEP, Rusia y otros productores han implementado un acuerdo desde el 1 de enero para reducir la producción en 1,2 millones de bpd. El grupo se reunirá del 25 al 26 de junio o a principios de julio para decidir si extienden el pacto.

El grupo con sede en Viena también dijo que su producción cayó en mayo debido a que las sanciones de Estados Unidos sobre Irán profundizaron el impacto del acuerdo para limitar los suministros.

La producción de los 14 miembros de la OPEP se redujo en 236.000 bpd, a 29,88 millones de bpd, aseguró el cartel.