La Primera Sala del Tribunal Constitucional admitió a trámite la impugnación realizada el 26 de junio pasado por la Inmobiliaria Placilla, representada por el abogado Arturo Fermandois, para impugnar la potestad legal del contralor para emitir la resolución de noviembre de 2018 que obligó a la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Estación Central a invalidar los permisos de edificación de 49 edificios de gran altura de Estación Central.

La causa ha implicado que las entidades afectadas presentaran una serie de recursos de protección en la Corte de Apelaciones de Santiago en contra del dictamen N° 27.918 que actualmente están siendo revisados por la justicia.

En paralelo, Fermandois acudió al TC para que se refiera a si la facultad utilizada por el contralor es inconstitucional. El argumento es que suplantaría el criterio técnico y urbanístico del director de obras municipales de Estación Central. Además, plantea que emite una orden de invalidar el permiso de edificación, sin un procedimiento legal previo y sin que se ejerza el derecho a una defensa por parte de la empresa afectada.

La resolución del TC entregó un plazo de diez días a las partes involucradas para que den cuenta de sus posiciones, de cara a la admisibilidad que le corresponderá al Tribunal Pleno para emitir un dictamen sobre el fondo del requerimiento. Por ahora, se concedió además “la suspensión inmediata del procedimiento en la causa pendiente”. Es decir, el caso no puede seguir su avance en tribunales.

La invalidación de permisos de edificación ha implicado este año una larga batalla, dado que involucra a proyectos en construcción, otros terminados y algunos incluso con recepción final. En el caso concreto de Inmobiliaria Placilla, según el escrito del TC se invirtieron más de $1.300 millones en la adquisición de predios con posterioridad a la aprobación del anteproyecto por parte del DOM.