“Han quedado zanjadas las discrepancias”, dice Ignacio Salazar, socio de la Inmobiliaria Territoria, que construye el que es considerado el mayor proyecto inmobiliario en desarrollo en Chile, en Av. Apoquindo esquina El Bosque, en el sector oriente de Santiago. Son cuatro edificios de hasta 19 pisos para oficinas y una placa comercial, con una inversión que supera US$ 500 millones.

La inmobiliaria había tenido una serie de discrepancias con la autoridad, en particular con la Dirección de Obras del municipio, por cuanto su objetivo era generar un conjunto armónico, que – junto con mejorar el proyecto de cara a los usuarios- permite un mayor porcentaje de constructibilidad.

Es así como el pasado 26 de septiembre, la DOM aprobó un anteproyecto calificado como conjunto armónico para los cuatro edificios, que permite la construcción de 158.713 metros cuadrados de superficie total edificada.

Esto es un incremento de 5.233 metros cuadrados de superficie respecto a lo que la inmobiliaria tenía autorizado hasta antes de la aprobación del nuevo anteproyecto de conjunto armónico.

El primer permiso de edificación fue otorgado por la DOM de Las Condes en 2015, y consideraba tres edificios con 124.153 m2 de superficie. Este se modificó en 2017, y el proyecto aumentó hasta los 132.965 m2.

A principios del año pasado, los socios lograron comprar la esquina que les faltaba para tener toda la manzana comprendida por las avenidas Apoquindo, El Bosque, Roger de Flor y Encomenderos. Ahí es donde se proyecta el cuarto edificio, que según el último anteproyecto aprobado tiene una superficie de 20.524.

En medio de esto se desató la llamada judicialización en la industria inmobiliaria, donde se cuestionaron una serie de proyectos en desarrollo por el coeficiente de constructibilidad aplicados para dar los respectivos permisos. Fue precisamente Ignacio Salazar quien, en octubre del año pasado, encendió la luz de alerta. Pidió una reunión con el alcalde Joaquín Lavín, donde le planteó que un dictamen emitido por la Contraloría afectó a una serie de iniciativas, incluida Territoria Apoquindo.

Tras esto, en agosto recién pasado, en una nueva ordenanza del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), dirigida a la directora de obras municipales de Las Condes, Rocío Crisosto, la autoridad estableció que tanto el proyecto ya aprobado para la construcción de tres edificios, así como el anteproyecto de la torre 4, sí pueden integrarse como uno solo.

Esto llevó a que la empresa presentara el nuevo anteproyecto de conjunto armónico, recientemente visado por la DOM.

“Estamos muy tranquilos con la aprobación del anteproyecto que considera la manzana completa del proyecto Territoria Apoquindo. Han quedado zanjadas las discrepancias de interpretación sobre las normas de edificación continua aplicables a los proyectos y que contempla la Ordenanza Municipal de Las Condes desde hace ya 20 años, en línea con lo que ya había dictaminado la Seremi”, sostuvo Ignacio Salazar.

Añadió que esta aprobación está acorde, además, con el reciente Decreto Supremo Nº 14, que modificó la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, y que fue en respuesta a que la Contraloría cuestionó algunos incentivos y condiciones incorporados en planos reguladores.

“Al aprobarse este anteproyecto, tanto el proyecto como la comunidad se ven directamente beneficiados, ya que nos permite aprovechar de mejor manera los espacios públicos que quedarán disponibles para las personas, especialmente la plaza que el proyecto contempla en su tercer piso y que ahora podrá unirse y constituir un sólo conjunto. De otra forma, el edificio que se construirá en la esquina de Apoquindo con El Bosque habría quedado totalmente desconectado del resto del complejod”, sostuvo el socio de Territoria.

En este proyecto participan los socios de Territoria (ligada a Ignacio Salazar y Francisco Rencoret), además de la familia Calvo Puig y el fondo de inversión Abu Dhabi Investment Authority. La obra emplea hasta 1.200 trabajadores en su construcción, y creará 4.000 puestos de trabajo directos cuando entre en operación, en el primer semestre de 2021.