La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) de Colombia terminará el año con 12 las licencias ambientales aprobadas para proyectos de fuentes no convencionales de energías renovables (Fncer), equivalentes a 2.556 megavatios (MW) de capacidad. La más reciente fue entregada al ‘Parque Solar Fotovoltaico Potreritos’ de la empresa Acciona Energía Colombia SAS, ubicado en el municipio El Molino (La Guajira).

“En este sentido, y en cumplimiento de sus funciones y competencia, la Anla comenzará a realizar el control y seguimiento ambiental al proyecto desde su etapa constructiva, donde verificará el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la licencia, lo consignado en los planes de manejo ambiental (PMA) y los informes de cumplimiento ambiental (ICA)”, informaron desde la entidad, de acuerdo con Energía Estratégica.

Así las cosas, Potreritos se suma a otros 11 licenciamientos que otorgó la Anla a emprendimientos de energías renovables, por 2.388 MW de capacidad: siete centrales solares fotovoltaicas, por 1.190 MW (con Potreritos llega a los 1.358 MW), y cuatro eólicas, por 1.198 MW, todas ubicadas en el centro y norte del país.

Por otra parte, la entidad informó que, desde el próximo 1 de enero del 2022, “la obtención de beneficios tributarios para movilidad eléctrica y en el uso de energéticos de cero y bajas emisiones en el sector transporte, pasará a competencia de la Upme”.

Esta iniciativa se da en el marco de la entrada en vigencia la Ley 2099 de 2021, “por medio de la cual se dictan disposiciones para la transición energética, la dinamización del mercado energético, la reactivación económica del país y se dictan otras disposiciones”.

En este sentido y desde el Grupo de Certificaciones y Vistos Buenos de la Anla, se indica que la Unidad de Planeación Minero-Energética (Upme) será la entidad competente para evaluar y certificar las inversiones en generación y utilización de energía eléctrica con Fncer, en gestión eficiente de la energía, en movilidad eléctrica y en el uso de energéticos de cero y bajas emisiones en el sector transporte, para efectos de la obtención de los beneficios tributarios y arancelarios.