La Universidad del Rosario y el Consejo Privado de Competitividad revelaron hoy el tercer Índice de Competitividad de Ciudades (ICC) que mide este ítem en las 32 ciudades capitales de Colombia por primera vez, clave en la crisis por Covid-19 que vive el país.

De acuerdo con el estudio, en 2020, Bogotá tuvo una puntuación de 7,5 sobre 10. Por su parte, Medellín y Manizales, con 7,0 y 6,6, respectivamente, completaron los tres primeros lugares.

Bucaramanga es la cuarta ciudad más competitiva de la clasificación con 6,3, seguida de Tunja que obtiene un puntaje de 6,3. Por otro lado, las ciudades que ocupan los últimos tres lugares del ranking y a su vez presentan mayores oportunidades de mejoras en términos de competitividad son Inírida, Puerto Carreño y Mitú, las cuales obtienen calificaciones de 3,18, 3,15 y 3,07 respectivamente.