El vicepresidente técnico de Camacol, Edwin Chirivi, aseguró que entre los meses de febrero y marzo de 2022, el precio del acero registró un nuevo aumento en 4,2%, con un crecimiento de 5,7% en el acero corrugado según las cifras reveladas por el Dane.

“Cerraríamos el año con aumentos anuales en el orden del 43% a 45%. Es una gran preocupación para el sector, tenemos 250.000 unidades de VIS prevendidas que no han iniciado su fase de construcción, por lo tanto con estos niveles del acero, los proyectos entran en un proceso inminente de hacerse inviables”, señaló Chirivi.

De esta manera, Camacol hizo un llamado al Gobierno nacional y a las autoridades de la política comercial del país para que se “reduzca el arancel para la importación de estos insumos, en tanto el mercado local se abastece en un 40% de las importaciones”.

El gremio agregó: “De acuerdo con el Icoced, el acero es el segundo insumo de mayor incidencia en la estructura de costos de los proyectos, representando un 11% de los costos de construcción y un 21% del costo de los materiales; y a su vez fue el insumo que reflejó el mayor aumento de precios al mes de marzo entre todo el conjunto de materiales usados en la construcción: cuatro veces más que el promedio de los demás insumos”.