El carbón metalúrgico, el cobre y las esmeraldas son los tres minerales que día a día aumentan su tajada en la torta de inversión para su exploración y producción en el presente año.

Cálculos del Ministerio de Minas y Energía (MME) estiman que del total de inversión directa (ID) que llegará al sector minero en el 2019 y que es del orden de US$1.500 millones, casi el 25% (en años anteriores no pasaba del 15%) se va para el desarrollo de los tres citados minerales.

“Aunque la industria minera tuvo años bastante difíciles, hoy en día las empresas han vuelto a reportar ganancias para sus accionistas y evalúan nuevamente inversiones en proyectos exploratorios”, señaló Nicolás Arboleda, líder del área de Minería de la multinacional de servicios legales Baker McKenzie en Colombia.

El analista agregó que, ante las señales de recuperación que se vienen presentando en el sector, se proyecta una mayor actividad de la industria minera en el desarrollo de nuevos proyectos, así como en las fusiones y adquisiciones.

Y recalcó que “en cuanto a las mejores opciones de inversión en el sector minero colombiano en los próximos cuatro años, se encuentran minerales como las esmeraldas, el cobre, el carbón metalúrgico, sin dejar de lado al oro”.

“El país tiene que apostarle a nuevas inversiones y proyectos que desencadenen en unos años los complejos mineros del futuro. De lo contrario nos vamos a quedar rezagados en el sector frente a otros países de la región”, subrayó.