Desde Chile, las directivas de esta AFP indicaron que pagarán cerca de 174 millones de dólares por esta compra, que los pone a competir en el mercado de las pensiones privadas en Colombia.

Alain Foucrier Viana, presidente de Colfondos, dijo que la operación no afecta en nada a los afiliados de la AFP, pues una vez la venta reciba el visto bueno de las autoridades del mercado, estos quedarán en manos de una entidad con 40 años de experiencia en este mercado y que maneja activos de más de 60.000 millones de dólares en Latinoamérica.

Estimó que dichas aprobaciones pueden tardar entre 4 y 6 meses, por lo que, entre tanto, Colfondos seguirá operando como hasta ahora lo ha hecho y buscando generar los mejores beneficios a los afiliados colombianos.

Scotiabank indicó que su decisión se basa en la estrategia de enfocarse en los negocios principales en los que puede lograr una mayor escala.

Así las cosas, “la venta de este negocio permitirá que Scotiabank se enfoque en sus operaciones bancarias principales en Colombia”, dijo la compañía financiera.
“Scotiabank está comprometido en crecer e incrementar su escala en Colombia, como quedó demostrado por nuestra reciente adquisición de las operaciones de banca personal y comercial de Citibank el año pasado y con una mayor oferta de servicios de gestión patrimonial y seguros para nuestros clientes”, declaró Jaime Upegui, presidente de Scotiabank Colpatria.