En el ranking de los mercados más grandes de oficinas premium en Suramérica, Bogotá ocupó el segundo puesto gracias a que tiene 167 metros cuadrados de este tipo de construcciones por cada 1.000 habitantes, de acuerdo al más reciente estudio de Cushman & Wakefield. A su vez, en la capital colombiana, “el inventario de oficinas clase A (premium) registró un crecimiento de 57% en los últimos cinco años”, dijo Andrea Duque, responsable de Investigación de Mercado de Cushman & Wakefield Colombia.

Esto permite afirmar que Bogotá sigue consolidándose como líder en el mercado de oficinas premium, es decir de espacios que tengan altas especificaciones técnicas y de seguridad, con antigüedad entre cero y 10 años; con plantas de 1.000 m2 a 1.500 m2; de entre una y cuatro oficinas por piso; alturas hasta de 2,70 metros, poseedoras o en proceso de certificaciones de sostenibilidad y ambiental como ‘Leed’ o ‘Aqua’ y ubicados en zonas con facilidad de acceso y vías.

A pesar del buen momento por el que está pasando este mercado en Bogotá aún está lejos del primer puesto, que fue para Santiago de Chile con un ratio de 234. Mientras que en la investigación está Lima en el tercer lugar con 161 (ratio), seguido de São Paulo con 151 y Buenos Aires está en el puesto más bajo con 96. Vale la pena destacar que la firma para poder dimensionar el tamaño del mercado de oficinas de cada una de las ciudades, calcula el ratio de metros cuadrados de oficinas por cada 1.000 habitantes.