En el occidente de Bogotá comenzó la construcción de un puente curvo, que será clave para conectar la nueva troncal de TransMilenio (TM) de la Avenida 68 con el sistema de transporte de la capital.

De acuerdo con el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), en este punto de la ciudad trabajan actualmente alrededor de 400 personas.

El personal viene desarrollando, además, labores de rehabilitación de los dos puentes vehiculares existentes en la Calle 26 con Avenida 68, con el fin de que pueda soportar el peso de los buses de TM que pasarán por este corredor.

En tanto, sobre la nueva estructura, el IDU reveló que tendrá una extensión de 500 mt de largo y 11 mt de ancho y será de uso exclusivo del sistema de transporte público masivo.