La fase de administración, operación y mantenimiento de los dos primeros tercios de la vía Bogotá – Villavicencio estarán a cargo de la Concesionaria Vial Andina (Coviandina), según lo acaba de informar la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que también indicó que las obras de estabilización del kilómetro 58 de este corredor vial seguirán a cargo de Coviandes.

“Iniciamos una nueva etapa en esta vía que pasa a convertirse en un corredor de cuarta generación, cuyas especificaciones de operación y seguridad de los usuarios son más altas. Es preciso aclarar sobre las obras que se vienen adelantando en el km 58, que Coviandes asumió la responsabilidad de terminar las obras de estabilización las cuales avanzan a buen ritmo y dentro de lo programado” puntualizó Manuel Felipe Gutiérrez, presidente de la ANI.

Según lo informado por dicha agencia, el último tercio de esta vía hace parte de un contrato de cuarta generación (4G) firmado con Coviandina S.A.S. en 2015. “Este contrato de 4G fue dividido en dos fases; la primera, correspondiente a la construcción de la segunda calzada en el tercer tercio, y la segunda fase, destinada al inicio de la administración, operación y mantenimiento de los otros dos tercios“, explicó.