Recaudo a través de corresponsables bancarios y tarjetas de crédito, devoluciones automáticas de impuestos, declaraciones sugeridas y hasta una aplicaciones para diferentes trámites.

Estas son las novedades que alista la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) en su plan de modernización, con el cual la entidad, que es la que mayores recursos le canaliza al Gobierno año a año, busca dar el salto al siglo XXI.

El plan ya está siendo implementado por su director, José Andrés Romero, y, en general, el Gobierno Nacional está enfilando baterías para que desde este mismo mes comience su puesta en marcha.

Justamente, a lo hecho con el régimen simple de tributación y a los cambios adoptadoss en la factura electrónica (ver módulos), se sumarían novedades como más opciones para pagar impuestos, mejores tiempos para hacer devoluciones automáticas de saldos a favor y hasta la expedición de declaraciones sugeridas en algunos tributos.

Ya lo había dicho hace unos meses el propio Romero, cuando lanzó el plan de modernización: “Creemos que la Dian es sin duda una de las entidades que tiene mayor impacto en el cambio de la cultura de los colombianos. Sin duda los países que quieren evolucionar son los que avanzan en temas como la formalidad, la transparencia y la honestidad. Es un tema que involucra a todos los actores de la economía del país, a cada uno de los colombianos, para que puedan entender que ser formal paga”.

De acuerdo con el documento incluido en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, que detalla este plan de trabajo, el siguiente paso que traería la modernización de la entidad se daría en los próximos días, cuando se espera que se le dé vía libre a un decreto extraordinario para iniciar la reestructuración de la Dian.

Este se encuentra en afinación de detalles, en conjunto con Función Pública y la Comisión Nacional del Servicio Civil, pero permitiría, entre otras, “la vinculación y movilidad de los funcionarios, a través de concurso – curso, a fin de garantizar la selección del mejor talento humano para la Dian”.

Igualmente, la realización de concursos cada año por los primeras tres vigencias y luego cada dos años, “de forma tal que se evite volver a tener una planta de provisionales excesiva y que la totalidad de los funcionarios estén vinculados a la carrera administrativa”. Asimismo, permitiría obtener los recursos necesarios para realizar estos trámites, y avalaría la realización de cursos como una fase más del proceso de selección a través de la Escuela de Impuestos y Aduanas de la Dian.

No es gratuito que al cierre del año pasado, se hubieran vinculado a 787 funcionarios nuevos, en tanto que, al cierre del 2019, habrá 1.100 adicionales, los cuales llegarán con el nuevo chip de una Dian modernizada y actualizada.