Después de cuatro años de estudiar el caso de la Ruta del Sol II, el tribunal de arbitramento de Bogotá emitirá su fallo hoy. El dato más esperado que revelaría el laudo es el valor de las obras que la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. hizo, equivalentes al 52% del corredor, antes de que estallara el escándalo de Odebrecht.

De ese modo, en el 2017 la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la sociedad involucrada, firmaron un acuerdo para liquidar el contrato, proceso que incluía el pago de los trabajos realizados. Sin embargo, esa situación no se ha podido sanear hasta el momento, precisamente porque el avalúo de las obras es distinto para cada una de las partes, y por esa razón la discusión se tuvo que llevar al tribunal.
No obstante, de acuerdo con los peritajes realizados en estos dos años, la suma oscilaría entre los $5,3 billones y los $6,5 billones. De lo cual la Nación ya ha girado $3, 9 billones, según la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

En ese orden de ideas, la deuda que aún le queda al país sería, en el mejor de los casos, de $1,4 billones y en el caso de que se determine que las obras valieron más, ascender hasta los $2,6 billones. Hoy, se estima que la fiducia del patrimonio autónomo del proyecto solo guarda $200.000 millones.

En el último estudio realizado por la firma Duff & Phelps, que se entregó en mayo pasado, se concluyó que faltan por pagarse $1,9 billones, de los cuales $1,2 billones irían a los bancos y alrededor de $230.000 millones corresponderían a intereses. Cabe recordar que el contrato inicial se firmó en el 2010 y la inversión estimada, de acuerdo con registros de la ANI del 2014, era de $3,2 billones.

Por otro lado, es importante mencionar que el caso en el tribunal fue abierto en el 2016 luego de que la concesionaria demandó al estado por presuntos sobrecostos. Ese proceso tenía pretensiones de más de $700.000 millones, argumentando demoras en el licenciamiento ambiental y falta de gestión predial. Pero, a raíz de todas las aristas que han surgido en el camino, ese punto no se había vuelto a mencionar.