El gremio de los palmeros en el país, Fedepalma, le solicitó al gobierno de Iván Duque declarar la emergencia nacional por la situación que vive el oriente colombiano con el cierre de la vía al Llano.

El presidente del gremio, Jens Mesa Dishington, consideró que es necesario brindar una especial atención al mantenimiento de las vías alternas que son las que van a soportar el tránsito entre el centro y el oriente del país.

En concreto consideran que es necesario brindar especial atención al mantenimiento constante y adecuación de las vías alternas tanto la del Sisga para tráfico liviano, como la de Sogamoso para el trasporte de carga.

Adicionalmente, efectuar las inversiones que se requieran para asegurar el uso alterno de estas vías, dado que están soportando un tránsito mayor y presentan varios tramos con deficiencias y en reparación.

Igualmente, piden evaluar alternativas para dar fluidez vehicular y disminuir tiempos de espera de los carrotanques. Actualmente la vía alterna Aguazul–Pajarito–Aquitania–Sogamoso tiene tráfico interrumpido, por lo que podría considerarse que los trabajos de reparación se realicen medio día y el otro medio día se permita el flujo continuo de la carga.

En cuanto al estado del puente de Guacavía entre los municipios de Cumaral y Paratebueno, piden igualmente monitorearlo, dado que viene soportando un mayor tránsito de vehículos que el habitual.

Un aspecto más es priorizar dentro de las inversiones de infraestructura para los Llanos Orientales, la vía Puerto Gaitán – La Pollata – Maní – Aguazul, fundamental para permitir que la producción del Casanare no tenga que desviarse por Cabuyaro – Villanueva.

Esta vía, que actualmente se encuentra pavimentada entre Maní y Aguazul, no solo sería una alternativa frente a los cierres de la vía al Llano, sino que generaría una nueva ruta de salida de los Llanos a distintas regiones del país.