En nuevo capítulo del litigio del gobernador, Luis Pérez Gutiérrez, con las EPM por el tema de Hidroituango, el mandatario antioqueño amenazó con embargar a la empresa de servicios públicos si en el corto plazo no cancela el dinero por el retraso en la entrega de las obras.

Según el Gobernador, hasta el pasado 28 de noviembre, el lucro cesante por la no entrada en operación del proyecto es de 28.000 millones de pesos los cuales, a su criterio, deben ser pagados por EPM.

“Hidroituango tiene que hacer cumplir a cabalidad sus contratos, no le hace bien el país contemporizar o aceptar obras públicas de mala calidad, pues es lo que más desacredita a un gobernante y desanima a la comunidad”, manifestó.