La minería no puede matar el ser humano, la minería ha hecho vivir al ser humano”, fue una de las frases que dejó el presidente Gustavo Petro a los mineros del país que acudieron al Congreso Nacional de Minería que organizó la Asociación Colombiana de Minería (ACM), esta semana en Cartagena.

Petro abogó por una economía bien concebida, donde la exploración minera, el perfil de la exploración minera tendría que tener otro objetivo diferente.

Igualmente, se mostró partidario de “reformar el Código Minero, y en que la actividad minera no debe girar exclusivamente alrededor de la multinacional minera, que tenemos que recobrar al minero tradicional de Colombia y fortalecerlo, a la minera tradicional de Colombia, empoderarla, aislarla del contacto en materia de oro con la cocaína, porque esa dinámica, oro y cocaína, ese revoltijo de oro y cocaína, puede matar; puede disparar las tasas de homicidio; puede acabar la economía real de Colombia”.

La exploración minera, entonces cambia un poco su sentido. “Busquemos los minerales para fertilizar las tierras con minerales: el fósforo, los fosfatos, nitrógeno, potasio”.

Petro dijo que “aquí tenemos una misión: la producción de fertilizantes en Colombia. Miren cuánto cuesta un bulto de fertilizantes hoy en el país: tres veces más que hace año y medio; quebrada prácticamente la agricultura, a menos que venda a precios altos, y si los alimentos se venden a precios altos ¿qué pasa con la sociedad colombiana? Se llena de hambre, precisó el jefe de Estado.