El Túnel de Oriente, ubicado en el departamento de Antioquia, en Colombia, es considerado el túnel vial más largo de América Latina, según las autoridades ese país, que tras varios años de obras lo inauguraron el 15 de agosto.

La obra total de este túnel consta de aproximadamente 22,3 kilómetros, 1,9 kilómetros en nueve viaductos, dos intercambios viales, 4 kilómetros de vías a nivel y tres túneles, uno de ellos de 8,2 kilómetros de longitud, “que se convierte en el túnel vial más largo en operación en América Latina”, según la Presidencia de Colombia, y que este lunes recorrió el presidente Iván Duque, junto con funcionarios locales.

El objetivo de este túnel es conectar a Medellín, la capital de Antioquia, con el aeropuerto Internacional José María Córdoba de Río Negro, en unos 18 minutos, casi la mitad de tiempo de lo que se que se gastaba en la vía tradicional.

Según la Gobernación de Antioquia el costo de la obra fue aproximadamente de 1,1 billones de pesos colombianos, poco más de 317,2 millones de dólares al cambio actual.

Este proyecto de infraestructura, cuenta con “tecnología de punta”, según la Gobernación de Antioquia, para darles seguridad a los usuarios. Entre otras medidas de seguridad están ventiladores de última generación, 100 cámaras de detección de incidentes y un centro de control de operaciones que funcionará todo el día toda la semana, para monitorear la seguridad vial del proyecto, según la Gobernación.