En el tercer trimestre de 2019 los ingresos de Grupo Argos presentaron un crecimiento del 44% frente al mismo periodo del año anterior y se ubicaron en $5,2 billones. Este resultado incluye los ingresos recibidos por Celsia tras la desinversión de Zona Franca, que ascendió a $1,5 billones. Aun excluyendo esta venta no recurrente, los ingresos muestran una tendencia muy favorable con un crecimiento del 14%, con aportes positivos de todos los negocios estratégicos: cemento, energía y concesiones, indicó el holding.

Durante este periodo, el Ebitda consolidado llegó a $1,4 billones, creciendo un 39% y convirtiéndose en el más alto registrado para un trimestre en la historia de la compañía. Como consecuencia del desempeño positivo de los negocios, Grupo Argos cerró el tercer trimestre con una utilidad neta para la controladora de $301.000 millones, creciendo un 13% frente al mismo periodo del 2018.