En la antesala de la publicación del dato del crecimiento de la economía en el tercer trimestre, el sector de la infraestructura mantuvo su dinámica positiva, a juzgar por las obras civiles, uno de los indicadores clave que tuvo una variación del 12,4 por ciento en los pagos para obras de diferente índole.

Así lo muestran las cifras del Dane, según las cuales el principal renglón protagonista del desempeño fueron el de carreteras, calles, caminos, puentes, carreteras sobreelevadas, túneles y construcción de subterráneos, en el que los pagos crecieron a un ritmo del 13,3 por ciento y aportaron 5,4 puntos porcentuales a la variación del tercer trimestre del indicador general, en comparación con igual lapso del 2018
.
Entre tanto, las otras obras de ingeniería, entre las que se cuentan estadios y otras instalaciones deportivas para el juego al aire libre y parques, tuvieron un crecimiento en la inversión del 41,9 por ciento entre julio y septiembre, aportaron cuatro puntos porcentuales a la variación del índice de inversión en obras civiles.