Sin lugar a dudas, hablar de las oficinas de Microsoft en cualquier parte del mundo es transportarse a un universo donde los conceptos verdes son protagonistas. Como este, cada día son más los ejemplos de empresas que deciden apostarle a entornos sanos, agradables y sostenibles, donde sus trabajadores pueden sentirse como en casa.

Para Alejandro Fonseca, director de Sostenibilidad de AEI, firma líder de arquitectura y diseño de interiores sostenibles en Latinoamérica, “crear entornos laborales verdes se traduce en trabajadores más productivos, ahorro para la organización y aprovechamiento responsable de recursos naturales”.

“Varios estudios han demostrado que las personas que trabajan en espacios sostenibles, adquieren niveles de competitividad laboral muy altos. Esto debido a que los entornos crean un estado mental de confort, que se convierte en salud y bienestar para los empleados”, explica Fonseca.

Del mismo modo, manifiesta que esta tendencia contribuye a la retención del talento humano en las organizaciones. Según un estudio realizado por la firma CBRE Research llamado “Millennial, Myths and Realities”, 78 % de los ‘millennials’ consideran crucial la calidad del espacio de trabajo a la hora de buscar empleo. Además, el 69 % de ellos cambiarían beneficios como el salario por tener un mejor espacio de trabajo.

Beneficios de ahorro

Según el último estudio World Green Building Trends, realizado por la firma Dodge Data y Analytics, Colombia está entre los tres países que más promueve la construcción de proyectos inmobiliarios sostenibles en Suramérica. Y la razón tiene que ver con que las compañías que deciden aplicar tendencias verdes a sus proyectos reciben beneficios económicos que pueden traducirse en retorno de inversión o ahorro en el costo de los servicios públicos que pagan.