n promedio fueron siete personas las que estudiamos la propuesta que se construyó por más de cuatro meses con todos los profesionales de la administración distrital. Tuvimos 10 días hábiles para proponer, evaluar y decir si estábamos o no de acuerdo. Pedí al Gobierno Nacional dar más tiempo, pero definitivamente no se dio, por lo que ante las condiciones hay que ver la sostenibilidad del proyecto de Plan de Desarrollo bajo las proyecciones de ingresos del pago del predial y el ICA para la ciudad.

¿Ante esas circunstancias qué acciones tomaron?

El llamado al Distrito fue a ser muy conservadores con las metas, porque es mejor hacer diez colegios con base en una propuesta válida en el escenario de la emergencia y no prometer 100 para terminar haciendo solo cinco. El otro tema tiene que ver con la revisión semestral de esas metas para ajustarse porque el recaudo del impuesto predial se sabe hasta el otro mes, entonces tomar decisiones ahora mismo que están dadas por supuesto y debe haber un plan operativo que debe ir ajustandose.

¿Qué resaltar de lo propuesto por el Gobierno?

Me gusta el tema de lucha contra la pobreza. Una clara oportunidad de que una mujer sea alcaldesa es la oportunidad de demostrar de que nosotras siempre hemos estado en desigualdad con los hombres, fortalecer la lucha contra la violencia contra la mujer.

¿Por qué ajustar el nombre del Plan de Desarrollo?

Claudia propuso en su proyecto uno que me parece interesante pero que abarca muchas cosas. Ella habla de un nuevo contrato social para el siglo XXI, para lo que hay que irse mil años atrás y ver qué acuerdos, entre qué actores, cómo se han hecho y si efectivamente se han dado o si hay una transformación del modelo económico, pero eso realmente no se ha dado porque seguimos en unos parámetros de capitalismo, entonces creo que este plan si debería hablarnos de un periodo máximo de cuatro años, por lo que la propuesta que hago es hablar de Bogotá “Hacia una nueva normalidad, un contrato social y ambiental para el siglo XXI”, porque este plan tiene que mitigar los impactos que tiene el Covid-19.