Este miércoles, el presidente Iván Duque visitó las obras del cruce de la cordillera Central, el Túnel de la Línea y las segundas calzadas, que unen los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío).

El Mandatario fue contundente y señaló que la obra que tantos costos y dolores de cabeza le ha dado al país es uno de los regalos de su Gobierno en el Bicentenario.

“Esta es la gran obra del Bicentenario de nuestro país, para mostrar que los colombianos pensamos en grande. Este es un proyecto que por muchos años consideraban imposible, que consideraban que era inviable”.

  • Igualmente, el Presidente señaló: “La meta que nosotros tenemos es que todo el conjunto de la obra, que conecta Cajamarca y Calarcá, pueda estar terminada para diciembre de 2020″.

Duque afirmó que se decidió que desde el primer día de su gobierno el ejercicio de la Presidencia no tendría vanidades ni mezquindades y el compromiso es el de concluir las obras estratégicas del país.

“Estamos hablando de una obra que no solamente cuenta con varios kilómetros de doble calzada, sino que tiene más de 25 túneles, incluyendo el mega Túnel de la Línea, y más de 30 viaductos”.

Afirmó que la obra no es solamente la Línea, sino todo un tramo para cruzar la cordillera y unir dos departamentos.