El plan de dragado y mantenimiento, por tres semanas, contempla trabajos en el canal navegable de 180 metros de ancho para lograr una profundidad de 12,5 metros.

Ayer, después de mediodía y tras las tomas de muestras de agua para el análisis ambiental, la embarcación  De Bougainville contratada por el Gobierno Nacional, en cabeza de Cormagdalena, inició los trabajos de dragados de mantenimiento para habilitar el canal de acceso al Puerto de Barranquilla.

En su primer día de trabajos, la embarcación removió 4.000 metros cúbicos de sedimento, y la meta con esta novena campaña de dragado es llegar a una profundidad de 12,5 metros, con el fin de dejar un calado operativo para el ingreso de los buques a la ciudad.

Lucas Ariza,  director (e) de Cormagdalena, señaló que las condiciones climáticas permitieron “un buen” inicio de los trabajos de dragado, que se estima se extiendan a lo largo de tres semanas.

“La brisa y las olas nos favorecieron en este primer día. El plan de dragado contempla unos trabajos en un canal de 180 metros de ancho  con una profundidad de 12,5 metros, eso nos daría un  retiro aproximado de sedimento de 10 a 15 mil metros cúbicos diarios” explicó Ariza.

El directivo asegura que si las condiciones climáticas continúan “favorables” se podría cumplir con el tiempo estipulado. “Estaremos aprovechando al máximo las buenas condiciones para habilitar todo el margen occidental y poder dar unas condiciones mínimas de calado para la entrada y salida de las embarcaciones”.

La embarcación, según Ariza, trabajaría durante las 24 horas, mientras pueda. “Nosotros no pagamos  la draga mientras está detenida. A ellos les conviene terminar rápido para irse a su otra zona de trabajo, detalló.

El contrato con la firma belga Jan de Nul  tiene un valor de $7.100 millones por un plazo de dos meses. “En caso de llegarse a necesitar, el contratista nos reemplazaría la draga sin costo alguno de movilización por otra que llegaría el 25 de enero”,  manifestó Ariza.

El director de la Asociación Portuaria de Barranquilla, Alfredo Carbonell, señaló que esperan que las condiciones climáticas favorezcan las actividades de la campaña de dragado.

“Esperamos que las condiciones de viento y ola le permitan hacer el trabajo a la draga para ir mejorando las condiciones de acceso a medida que avanzan los trabajos”, señaló el portuario.

A través de su cuenta de Twitter, el alcalde de Baranquilla, Alejandro Char, expresó su compromiso al garantizarle a la ciudad un “dragado permanente”.

“Nuestro deber es velar por los intereses de la ciudad. Estaremos muy atentos al cumplimiento de todos los compromisos en el corto, mediano y largo plazo, que garanticen operaciones  de dragado permanente, para que no tengamos que recurrir más a medidas coyunturales de urgencia”, señaló el burgomaestre distrital.