Parques del Río une a la ciudad, pero divide a la ciudadanía. Esa es la realidad de esta controversial obra, propuesta como el proyecto urbanístico más ambicioso en la historia de Medellín (más de 4 billones) y que según la alcaldía de Medellín, el próximo 31 de diciembre estará terminado en su primera etapa con la culminación de las obras en el lado oriental, la fase 1B.

Y mientras las obras arquitectónicas comienzan a tomar forma a lado y lado del río (85 por ciento de avance), su propósito y aún más, su futuro, no parecen tener claridad.

En total, el costo de Parques del Río, sumando ambas etapas, fue de más de 727.000 millones de pesos (289.500 en la 1A y 437.500 millones en la 1B), una millonaria suma que para los detractores, no es acorde al beneficio que trae.

Sin embargo, los defensores de la misma aseguraron que la impopularidad de Parques del Río se debe a problemas comunicacionales y a la falta de apropiación de la actual alcaldía.

Daniel Carvalho, urbanista y concejal de Medellín, aseguró que el proyecto nunca ha sido popular porque la ciudadanía no ha podido entender el propósito real de este.

“En parte por mala comunicación por quienes lo concibieron y en parte porque la información que no ha sido adecuada. Pero toma tiempo y necesita apropiación y ese ha sido un error de esta administración, el no apropiarse políticamente de Parques del Río”, expresó el corporado.