De acuerdo con Galería Inmobiliaria, a pesar de la pandemia, el 2020 cerró con un récord en ventas para el sector vivienda, con cifras que superan las 176.000 unidades, de las cuales 125.000 corresponden a Vivienda de Interés Social (VIS), es decir, 11% más que en el 2019.

Asimismo, Camacol estima que este año se venderán más de 195.500 unidades y 145.000 de ellas serán VIS, lo que da cuenta del impacto de este segmento en la tarea de facilitarle a los colombianos de menores ingresos el acceso a una casa propia, además de ratificar la importancia del sector en la reactivación económica y social del país.

Dentro de este contexto, en días pasados, Compensar realizó la entrega oficial de Reserva de San David, proyecto de Vivienda de Interés Social ubicado en el barrio La Esperanza Sur, en la localidad de Usme en Bogotá, una obra de aproximadamente 25.000 m2 y 624 apartamentos, construida por la firma Apiros, a través de la cual esta Caja de Compensación se consolida como uno de los principales promotores de este tipo de soluciones habitacionales, tras cerca de 38.000 unidades y más de 20 proyectos de interés social y prioritario construidos en Bogotá y Cundinamarca a lo largo de sus más de 42 años de historia.

“Hemos venido trabajando para aportar a la reconstrucción del tejido social y al mejoramiento de la calidad de vida de las familias que, a través de un esfuerzo significativo, hoy se acercan a su primera vivienda. Para ello, hemos diseñado un proyecto lleno de espacios verdes, de un urbanismo pensando en los niños, en los adultos mayores y en las familias”, afirmó Carlos Andrés Rodríguez, gerente de Vivienda de Compensar.

En Reserva de San David, la entidad no solo habilitó una infraestructura de calidad para vivienda familiar, sino que también gestionó mecanismos para facilitar el cierre financiero de los inmuebles con asesoría integral virtual o presencial desde el inicio hasta el final del proceso.

Adicionalmente, desde el comienzo de la obra, en 2017, implementó programas de intervención social orientados a los nuevos propietarios y a la comunidad aledaña; y, por último, continúa gestionando una serie de acciones dentro de su propósito de consolidarse como una plataforma de bienestar integral.

En materia de infraestructura, el proyecto contempla espacios comunes internos como zonas verdes, BBQ, salón comunal y parque infantil. Además, a pesar de ser vivienda de interés social, los apartamentos han sido entregados con piso vinílico en sala comedor y alcobas, cocina y baño social enchapados.

Así mismo, la visual arquitectónica se impone en medio de un entorno con complejos desafíos ante el déficit habitacional cuantitativo y cualitativo de la ciudad y la estigmatización por endémicas problemáticas sociales.

En lo relacionado con mecanismos financieros, del total de inmuebles vendidos a la fecha (579 inmuebles), el 44,5% de compradores han utilizado el subsidio de vivienda de Compensar, lo que en desembolsos asciende a más de $7.400 millones. Sumado a ello, cerca de $1.500 millones han sido entregados en Créditos hipotecarios FOVIS, más de 20 familias se han beneficiado con el nuevo subsidio de arrendamiento y con el programa de arrendamiento social ‘ComprArrienda’. Finalmente, cerca de 250 grupos familiares han usado los subsidios concurrentes o de la Secretaría del Hábitat; y en general, cerca del 87% de los compradores son afiliados a la Caja.

Uno de los principales diferenciadores del modelo de Vivienda de Compensar es el programa ‘Desarrollo social comunitario’, iniciativa pionera que adelanta en los sectores donde están ubicados sus proyectos de interés social y prioritario, trascendiendo la entrega del inmueble, así como las exigencias legales, y acompañando a las familias propietarias, residentes y comunidad aledaña en el fortalecimiento de sus capacidades.

El programa se fundamenta en 4 ejes: articulación de redes, formación y capacitación, aprovechamiento de zonas comunes del proyecto y del entorno, y por último, autogestión y empoderamiento, promoviendo comunidades gestoras de su propio desarrollo, en capacidad de proponer, ejecutar y mantener en el tiempo las acciones de intervención definidas de manera conjunta.

Particularmente en Reserva de San David, en lo referente al proceso de desarrollo social, las principales acciones han estado orientadas a la formación en propiedad horizontal, acompañamiento a gobiernos comunitarios, articulación con redes para llevar servicios de salud y capacitaciones en torno a la prevención de violencia doméstica, talleres de habitabilidad y promoción de actividades ambientales, entre otras.

Infraestructura social que redunda en bienestar

En términos de acciones que favorecen el bienestar integral, una condición indispensable del quehacer de la entidad, próximamente, en Reserva de San David, Compensar prevé la entrega de un área de cesión al Distrito donde se construyó un parque de uso público de 48.000 m2 que cuenta con sendero peatonal y de atletismo, patinódromo, cancha de baloncesto, cancha de microfútbol, dos parques infantiles y una estación de máquinas para ejercicio.

Además, en septiembre se finalizará la construcción de la futura vía Calle 87 Sur y gracias a la entrega anticipada del lote y a la articulación con las entidades distritales, la Secretaría de Integración Social incorporará en su plan de desarrollo la construcción de un Centro Día para adulto mayor, el cual se proyecta esté terminado a mediados del 2022. Sumado a ello, la Caja continuará operando el Comedor Escolar de su vecino, el Colegio Ofelia Uribe Acosta.

En definitiva, a través de proyectos de vivienda de esta magnitud, Compensar le abre las puertas a toda una infraestructura social, con efectos positivos sobre el empleo, el emprendimiento, la recreación, la educación, la construcción de vías de acceso y la dinamización de la economía, y por ello, actualmente avanza en dos nuevos lanzamientos en el Sur de Bogotá (Bosa Palestina) y en el Norte (Lagos de Torca), donde también espera causar un impacto que apalanque el desarrollo para estas localidades, ratificando su compromiso con el bienestar integral de los colombianos y con la reconstrucción del tejido social del país.