El presidente electo se reunió con la alcaldesa de Bogotá, con quien en el pasado tuvo múltiples choques.

La política es dinámica y nada lo demuestra más que las elecciones. Por eso, la alcaldesa Claudia López y Gustavo Petro, presidente electo, se reunieron y se tomaron una foto abrazados, después de algo menos de dos años de mucha tensión entre los dos.