En febrero de 1922, la Refinería de Barrancabermeja inició operaciones con un alambique sencillo que usaba leña como fuente de calor, con capacidad para 1.500 barriles de crudo al día.

La Refinería de Barrancabermeja de Ecopetrol, que hoy celebra 99 años de existencia, planea inversiones por US$ 777 millones (alrededor de $ 2,7 billones) al 2023, en desarrollo de su plan de actualización y reposición tecnológica para continuar asegurando su sostenibilidad operacional y ambiental.

Dicho plan tendrá énfasis en la protección del agua, la reducción de emisiones y mejoras en la calidad de los combustibles, temas con los que está comprometida Ecopetrol desde su estratégica de sosTECnibilidad.

Estas nuevas inversiones se suman a los US$721 millones que Ecopetrol ha destinado en los últimos seis años para que la mayor refinería del país se mantenga actualizada tecnológicamente y continúe siendo un activo estratégico para producir los combustibles requeridos para movilizar a los colombianos.

La refinería inició operaciones el 18 de febrero de 1922 con un alambique sencillo que usaba la leña como fuente de calor para destilar crudo y una producción de 1.500 barriles por día.

Hoy, 99 años después, procesa en promedio 225 mil barriles por día de crudo y está integrada por 54 unidades de refinación, 32 de servicios industriales, un centro de optimización desde donde se comandan sus operaciones de manera remota, integrada y segura, y más de 315 tanques de almacenamiento.

El plan de inversiones a 2023 prioriza proyectos que aseguran el cumplimiento legal y ambiental por encima de la regulación, para reducir los impactos al medio ambiente en recursos como agua, aire y suelo. Una de esas iniciativas es la actualización tecnológica de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) que ya registra un avance del 74% en su ejecución.

Así mismo, contempla la renovación de colectores para mejorar la confiabilidad del sistema de segregación de aguas y el proyecto de control de emisiones SOx de las plantas de azufre, actualmente en desarrollo de ingeniería básica.

Adicionalmente, continúa la ejecución de proyectos como la actualización y ampliación de la unidad de Hidrocracking Moderada (HCM), que permitirán cumplir con la meta de suministrar gasolina de 30 partes por millón de azufre (ppm) en 2025 y de 10 ppm en 2030.

“Cada día la refinería asume metas más retadoras para seguir aportándole a la seguridad energética del país de una manera sostenible, y esto es posible por el compromiso y las mayores competencias de nuestro talento humano. Desde Ecopetrol también queremos reconocer el trabajo de nuestras empresas aliadas para alcanzar los más altos estándares del talento humano certificado en competencias y tecnología de última generación”, dijo Arturo Saldarriaga Corrales, Gerente General encargado.

En 2021 la refinería de Barrancabermeja continuará ejecutando los programas de paradas de planta para asegurar la confiabilidad e integridad de las unidades, tanques y calderas. Dichos trabajos aportarán a la reactivación económica de la ciudad y del departamento de  Santander en materia de generación de empleo de la mano de obra local y contratación de bienes y servicios.