Los cánones de arrendamiento en el país podrán aumentar solo hasta el 1,6 por ciento en este 2021, que corresponde al dato de la inflación causada en el 2020, tal como lo establece el artículo 20 de la Ley 820 de 2003. La Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas) indicó que si el porcentaje de incremento es inferior, este debe establecerse entre las dos partes.

“Este incremento máximo es de alto interés social y económico ya que en Colombia cerca del 44 % del total de los hogares colombianos urbanos habita en viviendas arrendadas”, precisa Daniel Vásquez Franco, presidente de Fedelonjas.

Es importante aclarar que este incremento solo se podrá efectuar cuando se cumplan los 12 meses contados desde el inicio del contrato y cada 12 meses después del último incremento.

En el caso de que el costo del arriendo de una vivienda esté en un millón de pesos, el incremento corresponderá a 16.100 pesos, por lo que el arrendatario debe pagar el valor mensual de $ 1’016.100.

Vásquez señaló que el aumento aplicado es legal, siempre y cuando el canon de arrendamiento derivado del reajuste “no supere el 1 % del valor comercial del inmueble o de la parte de él que se encuentre arrendada”.