Aunque el servicio se estaba prestando con normalidad, Transmilenio decidió frenar la circulación de las cabinas para garantizar la seguridad de los usuarios, teniendo en cuenta los desmanes y enfrentamientos que se están presentando en el sur de la ciudad.

La operación del Transmicable está suspendida en este momento “debido a personas sospechosas que se están aglomerando alrededor del Portal Tunal en la salida a la avenida Boyacá con piedras y otros elementos que pondrían en riesgo la integridad de usuarios y colaboradores”, así lo dio a conocer Transmilenio a las 9:07 de la mañana de este viernes 22 de noviembre.

Aunque el sistema amaneció operando con normalidad, en vario sectores de la ciudad se han presentado disturbios y enfrentamientos entre encapuchados y uniformados del Esmad, al parecer, en continuidad de la jornada de paro nacional que se vivió ayer jueves, en todo el territorio nacional y que, en Bogotá, fue opacada por hechos violentos en horas de la tarde.

El sistema informó hace pocos minutos que, debido a esta situación, el servicio de transporte solamente se está prestando en los lugares donde las condiciones de seguridad y movilidad lo permiten. En ese sentido, hay varias troncales y estaciones cerradas a esta hora de la mañana, como es el caso de las estaciones ubicadas sobre las troncales de las avenidas Caracas sur, NQS sur y Américas. 

Es importante señalar que si bien no se presentan protestas en todas las estaciones de las anteriores troncales, los bloqueos en varias de ellas impiden el paso de la flota y afectan la operación.

El cierre se replica en otras estaciones como San Mateo, Terreros, León XIII, La Despensa, Bosa, Patio Bonito, Policarpa, Sabana, Santa Lucía, Universidad Nacional, C. Universitaria y Biblioteca Tintal. En resumen, está completamente paralizada la movilidad en la Autopista Sur, en Soacha y se encuentra bloqueada la vía a la altura del Portal el Tunal.