Hoy se volverá a debatir en la Comisión de Energía y Minas del Congreso el proyecto de la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos (LOH), que trae entre sus principales novedades la implementación de una novedosa forma de contratación petrolera que permitirá que Petro-Perú participe en varios lotes en producción.

Se trata de una figura denominada ‘contrato de participación’, que se añade a las dos modalidades establecidas a la fecha: el contrato de licencia y el contrato de servicios.

El predictamen del proyecto de ley en su articulo 10, inciso ‘c’, explica de qué se trata.

“Contrato de participación en la producción, es el celebrado por Perú-Petro con el contratista y Petro-Perú, por el cual este obtiene la autorización de explorar y explotar o explotar hidrocarburos de manera compartida en el área de contrato”.

Y añade: “La contratista privada asume los riesgos y costos en la exploración y desarrollo, los cuales podrán ser recuperados con los ingresos de la producción. El contratista y PetroPeru pagan una regalía al Estado”.

Actualmente Petroperu y Geopark desarrollan el lote 64 con un esquema similar.

El articulo 10 de la LOH sentaria el marco legal para que Petroperu no solo ingrese al lote 192, sino a otros lotes con contratos por vencer en los proximos años.

Otra novedad que trae la nueva LOH es la obligación que adquiere el contratista extranjero de “establecer sucursal o constituir una sociedad conforme a la Ley General de Sociedades” con “domicilio en cualquier parte del territorio de la República del Perú”.

También sugiere la creación de un Comité Técnico Permanente (CTP) adscrito al Ministerio de Energía y Minas, el cual “dará soporte a Perú-Petro en sus funciones de supervisión y Control de contratos”.

Diversos expertos del dector Energía y Minas opinaron que es inconveniente la creación del Comité Técnico Permanente porque interferiría con las funciones de PeruPetro y en lugar de fortalecerlo, le debilitaría.

Los impulsores de la nueva LOH estiman que su aprobación permitirá un incremento de las inversiones por parte de los contratistas en las
actividades de exploración y explotación de aproximadamente S/12 mil millones, lo que aportaría al PBI en aproximadamente S/17 mil millones durante el periodo 2018-2021.