Las regiones Apurímac, Cusco y Puno recaudarían en conjunto un monto de 3,363 millones de soles hacia el año 2031, si los proyectos mineros que se encuentran en cartera entran en ejecución.

Así lo señala el estudio “Impacto económico y social de la minería en el Perú Sur – Este” realizado por el Centro para la Competitividad y el Desarrollo (CCD) y el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).
De acuerdo a este análisis, presentado en el marco de actividades «Rumbo a PERUMIN», Apurímac sería la región más beneficiada, con una recaudación aproximada de 2,285 millones de soles.
La región Apurímac tiene una cartera de siete proyectos mineros entre los que destacan Hierro Apurímac (2,900 millones de dólares de inversión), Los Chancas (2,600 millones de dólares) y Haquira (1,860 millones de dólares).
Cusco, por su parte, acumularía más de 950 millones de soles con la ejecución de tres proyectos en cartera. Estos son: Quechua (1,290 millones de dólares), Integración Coroccohuayco (590 millones de dólares) y Achha y Yanque (346 millones de dólares).
En tanto, Puno recibiría recursos por canon y regalías por más de 125 millones de soles, contando con nuevos proyectos como Falchani (587 millones de dólares) y Corani (579 millones de dólares).