Los días antes de dejar el cargo, el 29 de diciembre de 2018, Luis Castañeda Lossio realizó su última inauguración como alcalde de Lima y entregó el puente Leoncio Prado de la Vía Expresa. Siete meses después, la obra que costó más de S/12 millones ha sido calificada como de riesgo latente por el Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú (CD Lima-CIP).

Al deterioro prematuro de la carpeta asfáltica evidenciado en un bache de dos metros de diámetros que fue subsanado la semana pasada se suman presuntas irregularidades en el diseño que podrían comprometer la estructura.

El Ing. Oscar Rafael Anyosa, decano del CD Lima-CIP, explica que esta fue la conclusión a la que se llegó tras una inspección realizada el 17 de julio pasado. En declaraciones a El Comercio, señaló que el arco que sostiene el puente no tiene la altura adecuada y hay fuertes vibraciones ante el paso de vehículos pesados. Además, se encontraron conexiones eléctricas expuestas y ausencia de un sistema de drenaje.

Fuente: El Comercio