La compañía peruana San Martín Contratistas Generales planea duplicar su inversión en equipos tras adjudicarse un contrato de US$120mn con la minera local Buenaventura por la operación del yacimiento Colquijirca-El Brocal.

Es el tercer proyecto minero que obtiene San Martín luego de que decidiera concentrarse 100% en el sector minero tras un escándalo de corrupción conocido como el Club de la Construcción, que implicó el supuesto pago de sobornos a entidades del Estado para acceder a contratos de obras públicas.

La empresa está evaluando su estrategia legal luego de que el Poder Judicial la incluyera como tercero civilmente responsable en la investigación, según señaló en marzo su gerente general, Alfonso Brazzini, al medio Semana Económica.

Pese a ello, está avanzando en paralelo con su expansión en el sector minero.

El contrato de Buenaventura que San Martín obtuvo esta semana contempla el servicio de extracción de minerales de plomo, zinc, sulfuros de plata y cobre desde la mina Colquijirca-El Brocal, ubicada en la Región Pasco a 4.200m de altitud.