El grupo inmobiliario centroamericano Agrisal, que acaba de abrir dos hoteles en Perú, apuesta a expandirse en Sudamérica ante la dificultad de seguir creciendo en el istmo, informó un directivo.

“Centroamérica está pasando mal momento, lo que nos obliga a ver otros países”, dijo el directivo Eduardo Quiñónez durante una visita a Perú, donde la cadena acaba de abrir dos hoteles Holiday Inn, los primeros de cinco planeados en este país. Antes de venir a Perú hicimos análisis extensos de Colombia, Ecuador y Bolivia. Siempre hay posibilidad de ir a esos países”, agregó.

Agrisal nació en 1906 en El Salvador como empresa productora de cervezas y después se expandió al rubro de las gaseosas. Sin embargo, en el 2006 dio un giro al sector inmobiliario y ahora opera ocho hoteles en América Central, algunos en Costa Rica y Panamá. También tiene centros comerciales y edificios de oficinas.

En sociedad con el grupo inmobiliario peruano Centenario, la compañía centroamericana decidió abrir los cinco hoteles Holiday Inn en Perú. De los dos que ya se abrieron, uno esta Lima, en el distrito financiero de San Isidro, y otro recién inaugurado en la ciudad norteña de Piura, próxima el balneario de Máncora, uno de los principales destinos turísticos de la costa norte del país. La inversión en la construcción y equipamiento de ambos hoteles ascendió a US$ 33.5 millones.

Quiñónez dijo que los tres restantes hoteles podrían ser construidos en las ciudades de Arequipa o Cusco, en la norteña Trujillo o en Tacna, en la frontera con Chile, o en Lima.

“Llevamos en los últimos 10 años una estrategia de crecimiento fuerte”, expresó.

“En Colombia la demanda está alcanzado niveles interesantes. Ecuador está muy fuerte y pujante, sus ciudades tienen un crecimiento constante y, lo que es más interesante, (es un país) dolarizado”, indicó.

Explicó que “todas las marcas (hoteleras) internacionales están viendo hacia Perú”, y expresó su confianza de que en este país “no vaya a pasar lo de Panamá, donde hay un crecimiento extraordinario de la inversión y de pronto no se da la demanda” hotelera.

“Perú presenta todo para que esos vaivenes no se den”, señaló Quiñónez.

Con motivo de la apertura de sus primeros hoteles en Sudamérica, el presidente ejecutivo de Agrisal, Roberto F. Simán, declaró que su empresa se convirtió “en un grupo multilatino”, ya no solo centroamericano.