La mina de oro más profunda del mundo, situada en Sudáfrica, cerró temporalmente tras confirmarse que 164 trabajadores dieron positivo a la Covid-19, confirmó la empresa AngloGold Ashanti.

Debido a las medidas para frenar el coronavirus en este país, el más afectado del continente africano con 22 mil 583 casos confirmados y 429 personas fallecidas, las minas habían sido cerradas desde el 27 de marzo, pero el Gobierno permitió la reapertura de las minas a cielo abierto con la totalidad de su personal y las subterráneas con la mitad desde principios de mayo.

En la mina de Mponeng estaban trabajando 2 mil 400 empleados y, según el comunicado, la gran mayoría de los que han contraído la enfermedad son asintomáticos.

«Todos los casos positivos serán aislados de acuerdo con los protocolos nacionales de salud, con instalaciones in situ disponibles para aquellos que puedan necesitarlas», explicó la empresa en el comunicado.

A mediados de mayo otra gran compañía minera, Impala Platinum, decidió también suspender sus actividades en la mina a cielo abierto de platino cerca de Steelpoort, en la provincia de Limpopo (noroeste) después de que 19 de sus empleados dieran positivo de Covid-19, todos ellos también asintomáticos.