El Ministerio de Cultura (Mincul) informó que las conclusiones y recomendaciones que formule la Unesco al Estado Peruano sobre el futuro aeropuerto internacional de Chinchero en Cusco (AICC) “no son vinculantes”. Esto, luego de que El Comercio revelara que el estudio de impacto patrimonial (EIP) requerido por este organismo internacional aún no estaba listo, pese a que el Gobierno ya está licitando las obras.

De acuerdo con la programación del proyecto anunciada por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), en febrero comenzará el movimiento de tierras en la zona (446 hectáreas) a través de una licitación que alcanza los US$145 millones. Luego de cuatro meses, en junio próximo, se iniciarán las obras principales (construcción de terminal y pista), para lo cual el sector ya tiene “una lista corta” de postores interesados. Ambos procesos siguen su curso sin el EIP que evaluará una posible afectación en Machu Picchu y el Qhapaq Ñan por la operación del aeropuerto.

En julio del 2018, la Unesco requirió al Gobierno Peruano el estudio de impacto patrimonial (EIP) del proyecto en Chinchero, donde se establecieran los posibles daños que ocasionaría el futuro aeropuerto en tres bienes listados como patrimonio mundial: el Santuario Histórico de Machu Picchu, el Qhapaq Ñan y la ciudad de Cusco. No hubo respuestas del Ejecutivo.

Casi dos años después de ello, en enero del 2020, El Comercio accedió a dos EIP elaborados por encargo del MTC. En ellos se identificaron 39 impactos negativos (de un total de 60) en la ciudadela inca y el sistema vial andino; es decir, se determinó que el AICC generaría una afectación del 65% en el patrimonio mundial. Sin embargo, ambos documentos fueron desestimados tras una evaluación del Mincul.

En diciembre último, el MTC solicitó al consorcio surcoreano a cargo de la PMO (oficina que gestiona el proyecto) que desarrolle un EIP “concluyente y definitivo” para enviarlo a la Unesco. Por la elaboración de este documento, el Estado pagará un monto de US$780.000. Al cierre de la edición el sector no precisó cuándo será concluido y enviado al organismo internacional para su evaluación.