Un parque industrial es, en su definición más básica, una habilitación urbana de amplio metraje que reúne todas las condiciones para albergar a empresas de todo tipo de industria.

En el Perú, no son muchos los proyectos de este tipo y, la gran mayoría, son de iniciativa privada. Además, su ocupación es también un fenómeno reciente y motivado básicamente por la competitividad que gana la industria al estar fuera del cada vez más denso casco urbano.

Sin embargo, la experiencia mundial avanza a mayor velocidad. Ahora el concepto de un parque incorpora también objetivos de sostenibilidad social y ambiental. Grandes terrenos que funcionan casi como ciudades donde las empresas incluso concretan sinergias entre sí para, por ejemplo, el aprovechamiento de residuos. Esta idea comenzará a probarse en el Perú.

El proyecto

La Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), en marzo de este año, comenzó el proyecto “Desarrollo de parques ecoindustriales en Perú”.

Jorge Urbina Vargas, coordinador nacional del proyecto, explica que se está buscando traer un concepto que ya funciona a nivel internacional.

“Para ir a ejemplos concretos, hablamos de lograr el tratamiento de agua, de residuos sólidos, de energía sostenible. Se puede hablar incluso de sinergia entre las empresas hacia la economía circular, para ver que algunas empresas usen lo que para otras es un residuo”, sostiene en diálogo con Día1.

¿Por qué en el Perú? Precisamente porque los parques industriales están todavía en desarrollo. Algo que, según comenta Urbina, es un hecho que juega a favor y en contra. ”La ventaja es que los parques no tienen aún una gran población de empresas, entonces puedes planificar mejor los servicios. El factor en contra es que al no ser un número importante, es menor la reducción de impactos”, señala.

Es por ello que, para el Perú, ONUDI brindará asesoría y acompañamiento técnico a tres parques industriales; pero, para incrementar el impacto y los resultados ambientales del proyecto, también buscará acercarse a las empresas en la zona industrial de Lurín.

Todo ello, explica, sin dejar de lado los propios objetivos empresariales. “Ese es el punto central de este tipo de intervenciones. Debe haber un valor económico, una oportunidad para acceder a un mercado que paga mejores precios. Eso tiene en cuenta mejores rentabilidades”, sostiene Urbina.

Los parques

Tres son los proyectos industriales que empezarán esta transformación hacia diciembre del 2023: La Chutana, Sector 62 e Indupark.

Gisela Flores, directora comercial de Sector 62, explicó que el parque ya cuenta con pozos de agua con una dotación de 250 litros por segundo, una planta de tratamiento y luminaria LED.

“Nosotros vamos a iniciar las operaciones con ONUDI no solo a nivel de operación del parque, sino también a nivel macro. Lo que se quiere es que haya el mínimo de desperdicios de energía, materiales y agua”, explica.

Mónica Rivera, subgerente general de Indupark, explica que el aprovechamiento del agua es algo que ellos también han implementado.

“Definitivamente es un impacto importante y ha sido una inversión para nosotros. Hoy el manejo del agua requiere de nuevas metodologías. Ahora que los clientes están en proceso de mudanza, se empiezan a generar nuevas oportunidades para implementar soluciones de la mano con ONUDI”, asevera.

Indupark, según explicó, ya se encuentra vendido en un 92% y ocupado por empresas como Alicorp, 3M y Pepsico.

Roberto Mayser, gerente general de La Chutana, explica que este parque ya contemplaba ser ecoamigable. Con el parque vendido al 60%, se preparan para hacer más atractiva su propuesta. “Una de las expectativas interesantes es que el ser ecoamigable no solo es gasto, sino también busca que las empresas resuelvan sus procesos en forma más económica. Queremos aprovechar toda la asesoría para reducir costos para las empresas”, acota.

Es así que comienzan tres años para un proyecto que busca transformar un concepto en el Perú. Uno que, sin lugar a dudas, podría generar una nueva tendencia a largo plazo.

Asistencia para la normativa

El proyecto también considera un trabajo con el Ministerio de la Producción para la revisión de normativa para la generación de parques industriales.

En esa línea, el trabajo de ONUDI también se centrará en establecer mecanismos de coordinación para impulsar el modelo de parques eco industriales en el país.